EXTRANJERÍA

Nuestros abogados especialistas en Extranjería e Inmigración le ofrecerán un asesoramiento y ayuda integral de una manera humana y empática. Les atenderemos en inglés, francés, árabe y rumano.

Áreas:

  • Permisos de residencia
  • Permisos de trabajo y residencia para extracomunitarios
  • Reagrupación familiar
  • Tarjetas de estudiantes
  • Nacionalidad
  • Modificación de autorizaciones / renovaciones
  • Residencia ciudadanos comunitarios

 

España pasó de ser un país emisor de emigrantes a ser un país receptor de inmigración, atraída en muchos casos por el progreso económico basado lamentablemente en la burbuja del “ladrillo”. Ante este cambio social y con el objetivo de regular los flujos migratorios nació la primera Ley de Extranjería en 1985, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros, que fue muy criticada tanto por su desmesurado control policial de los flujos migratorios, como por su regulación restrictiva en materia de derechos de los extranjeros. Incluso fue objeto de recurso de inconstitucionalidad, resuelto por la Sentencia del Tribunal Constitucional 115/ 1987, de 7 de Julio, que revocó diversos preceptos de la ley.

La reforma se produjo finalmente por la actual Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España y su Integración Social, modificada por las LO 8/2000, 14/2003 y 2/2009. Es la conocida como la Ley de Extranjería, norma  que regula la entrada y estancia de los extranjeros e extracomunitarios en el territorio español, así como los derechos y libertades que se les reconocen.

Su actual Reglamento de desarrollo fue aprobado por el Real Decreto 2393/2004, de 30 de diciembre.  Con fecha de 30 de junio de 2011 fue sustituido por el nuevo Reglamento de desarrollo, aprobado por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril (BOE de 30 de abril).

La Ley comprende setenta y un artículos estructurados en cinco títulos. El Título Preliminar contiene disposiciones generales y los demás hacen referencia respectivamente, a los derechos y libertades de los extranjeros, su régimen jurídico, las infracciones en materia de extranjería y el procedimiento sancionador junto con la coordinación de los poderes públicos.

Esta Ley, a pesar de su tímido intento de introducir políticas de integración ampliando los derechos de los inmigrantes, ha sido y sigue siendo criticada por varias organizaciones pro derechos humanos, por restringir los derechos y libertades de los inmigrantes y por su incoherencia en varios preceptos, como por ejemplo en el tema del ARRAIGO.

La propia ley fomenta la irregularidad y la economía sumergida, cuando prevé que quien se encuentre en territorio español y pueda probar su estancia irregular durante tres años -entre otros requisitos- obtendrá su autorización de residencia. De esta forma, condena a los inmigrantes a vivir en la clandestinidad con el miedo constante de ser deportados a sus países de origen en cualquier momento, incluso los que consiguen regularizar su situación administrativa en España después de una larga lucha, no están a salvo.

La Ley de Extranjería contiene mecanismos restrictivos de control, como por ejemplo, la exigencia de contar con medios económicos suficientes para vivir, cotizar lo bastante para poder renovar las autorizaciones de residencia y trabajo, disponer de un contrato de trabajo en vigor a la hora de la renovación, tener una vivienda adecuada, no tener ningún antecedente penal ni tan si quiera policial…etc. Estos requisitos a menudo son imposibles de cumplir y el legislador lo sabe, pero no hace nada para remediarlo. Al contrario, muchos inmigrantes que habían superado los años de clandestinidad consiguiendo regularizar sus situaciones administrativas en España, han vuelto a ser irregulares por no cumplir los estrictos requisitos que exige la Ley de Extranjería.

Años de experiencia en el ámbito jurídico de extranjería nos avalan, como uno de los despachos referentes en el número de expedientes tramitados con resultados exitosos.

Nos ponemos a vuestra entera disposición para ayudaros en cualquier trámite, consulta o acompañamiento en los trabajos necesarias para alcanzar vuestros objetivos, primando la humanidad y el trabajo en todas nuestras actuaciones.

 

“Si no puedes volar, corre, si no puedes correr, camina, si no puedes caminar, gatea. Sin importar lo que hagas, sigue avanzado hacia adelante”

MARTIN LUTHER KING JR.